Bioseguridad: ¿Estás preparado?

4/17/2018

¿Obtendrás una buena puntuación en esta prueba rápida? Con casos de Peste Porcina Africana emergiendo en Europa Oriental y central, te desafiamos a ver si ya estás tomando las medidas de bioseguridad necesarias o si te queda alguna cosa nueva por aprender sobre cómo proteger tu granja y la industria en general. ¿VERDADERO o FALSO?


La bioseguridad es aburrida y estática.
FALSO.
La bioseguridad es emocionante y dinámica. Los nuevos hallazgos de investigación y los desarrollos tecnológicos hacen avanzar constantemente la bioseguridad. Por ejemplo, en la actualidad en diversos países se está empezando a aplicar tanto en el sector porcino como en el avícola, una tecnología de geo-cercado en línea llamada "Be Seen Be Safe". Esta tecnología proporciona una forma segura de analizar al instante los datos de visitas a granja con el propósito de que si por algún motivo fuera necesario, las granjas que se determinen puedan ponerse en cuarentena inmediatamente. También impulsa a los agricultores a intensificar los protocolos de vigilancia y bioseguridad del ganado, y esto puede ayudar a evitar que un brote se convierta en un desastre potencial. En Canadá, las bacterias bioluminiscentes se utilizan para mostrar cómo se propagan los patógenos en una nave donde los protocolos de bioseguridad no se han llevado a cabo de manera adecuada. Y, por último, el uso de módulos prefabricados a la entrada de la granja está siendo estudiado en Francia como una estrategia para aumentar el cumplimiento de la bioseguridad.

La bioseguridad de una granja está bajo amenaza constante.
VERDADERO
"Hay múltiples rutas potenciales por las que los microbios pueden entrar en una granja un día determinado", señala el Dr. Tim Snider, Director de Seguridad Sanitaria de PIC para Europa. La probabilidad de que una enfermedad afecte a su ganado depende de cuántos microorganismos accedan, la capacidad de estos microorganismos para sobrevivir (lo que dependerá del tipo de microorganismo y las condiciones bajo las cuales se transporta sin saberlo), así como del nivel de bioseguridad de la granja.
Desde la introducción de PPA en Georgia en 2007, el virus se ha extendido por toda Europa Central y Oriental. Sin embargo, existen muchas otras enfermedades infecciosas en la industria porcina, incluyendo disentería porcina, fiebre aftosa, síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRS), peste porcina clásica (PPA), coccidiosis, parvovirus porcino y enfermedades respiratorias como la pleuroneumonía.

La bioseguridad funciona.
VERDADERO … PERO CON DOS ADVERTENCIAS.
"Muchos estudios científicos han demostrado que tomar medidas específicas de bioseguridad reduce la probabilidad de transmisión de enfermedades como PRRS, Influenza o PED. Sin embargo, esos pasos deben estar impresos como una "forma de vida" para todos los interesados en los sistemas de producción actuales ", señala Snider. Pero todavía no se ha establecido completamente una “nueva normalidad” o hábito en la industria. Adicionalmente en cada granja es necesario contar con el compromiso constante de todos (propietarios, gerentes y trabajadores) de crear una cultura de bioseguridad capaz de influir en todos los aspectos de la producción: desde el diseño de las instalaciones y el flujo de animales, hasta la entrada del personal a la granja y la carga de camiones.

Ya existe un plan de bioseguridad, pero todavía hay margen para mejorar su implementación.
MUY PROBABLEMENTE CIERTO.
Echemos un vistazo a la granja. El Dr. Snider señala que la implementación adecuada de la bioseguridad implica la integración de cuatro componentes principales:
La evaluación de riesgos, ¿se mantiene una revisión sistemática y continua de cualquier posible punto de entrada de enfermedades? ¿se auditan los procesos rutinarios para asegurarse de que se están llevando a cabo correctamente? ¿se llevan a cabo las inversiones necesarias? ¿existe un programa de formación continuada para la plantilla de trabajadores?
Política y directrices: ¿Comprenden los empleados que el programa que se espera que cumplan así como las herramientas proporcionadas tienen una base científica? ¿Tanto el programa como los medios proporcionados son fáciles de entender?
Formación: ¿se impulsa el compromiso y la responsabilidad de todos los miembros de la organización a través de formación y reciclaje adecuados y oportunos? En algunas empresas se estila nombrar “campeones de bioseguridad” en granjas o flujos concretos, con el objetivo de difundir la información y mantener el compromiso de los equipos. 
Infraestructura: ¿Se cuenta con todos los equipos e instalaciones (remolques, tolvas de carga) o herramientas necesarios para ayudar a mitigar los factores de riesgo (filtros de aire, sistemas TADD) garantizando la prevención de enfermedades?
Sin la implementación adecuada de los componentes anteriores, las inversiones en infraestructura serán simplemente dinero perdido.

Falta de adecuada constancia en el plan de bioseguridad
MUY PROBABLEMENTE CIERTO.
El éxito de un programa de bioseguridad depende de que todo el equipo tome la decisión correcta en todo momento. Por lo tanto es necesario generar constancia en el proceso con el fin de minimizar fallos en éste. Algunos ejemplos: 
Diferenciar el transporte a utilizar según el estatus sanitario de la granja y/o según se trate de transporte de animales de vida o transporte a matadero, se convierte en una de las estrategias más efectivas para minimizar los riesgos en el transporte, no olvidar la gran importancia de mantener un correcto lavado-desinfección-secado-inspección de todos los vehículos, y por último, tener asumido durante los procesos de carga, que los vehículos son portadores de patógenos (o sea que están sucios) y por ello la importancia de seguir un correcto procedimiento que respete la diferenciación entre las zonas limpias y sucias de la granja. 
Otro ejemplo de constancia en el seguimiento del protocolo de bioseguridad se centra en la entrada de personal en la granja. Un primer nivel de control debe restringir el acceso sólo a aquellos visitantes esenciales que están sujetos a los requisitos de tiempos de espera antes de acceder a la explotación. Los niveles adicionales de control incluirán asegurar que las personas que accedan a la granja utilicen protectores desechables entre sus vehículos y la entrada de la granja, usar un banco para descalzarse y ducharse completamente antes de entrar en la explotación.

SEA CUAL SEA TU PUNTUACIÓN, RECUERDA…
"Una industria porcina altamente competitiva, la presión social sobre el bienestar animal y el uso de antibióticos, el tamaño y la integración de las granjas porcinas de hoy continuarán aumentando la necesidad de cerdos más sanos", dice Snider. "La prevención de la enfermedad seguirá aumentando la importancia en la planificación estratégica de los sistemas de producción. Y aunque el conocimiento y la tecnología existen, la clave del éxito es la ejecución diaria de un correcto programa de control: evaluación de riesgos, políticas y directrices, formación e infraestructura. Una implementación coherente de estos controles dependerá de la consecución de una cultura de la bioseguridad que se construya a través de un plan lógico, unos líderes proactivos, unos equipos comprometidos y unos ajustes oportunos”.

Volver a lista de noticias