EL DESTETE EN PORCINO (4/8): Alojamiento del lechón tras el destete

EL DESTETE EN PORCINO: MANEJO ÓPTIMO Y NUEVOS RETOS – una serie de 8 partes

  1. Qué ocurre en el destete
  2. Objetivos al destete en la cerda
  3. Manejo de la madre y el lechón durante el destete
  4. Alojamiento del lechón tras el destete
  5. Alimentación de la cerda
  6. Alimentación del lechón al destete
  7. La edad de destete
  8. Tipos de destetes según la edad del lechón
    … y finalmente un ejercicio de autoevaluación para recapitular todo el tema.

Los autores:

Emilio Magallón Botaya – Veterinario especialista en Economía y Producción Porcina
Sara Beitia Delgado – Ingeniera Agrónoma-Granja La Almenara
Pablo Magallón Verde – Servicio Técnico de PIC
David Roldan Feringan – Veterinario-Granja La Almenara
Patricia Prieto Martínez – Servicio Veterinario Inga Food

Imágenes cedidas por los autores

Las necesidades ambientales del lechón al destete son muy específicas, y los rangos de confort ambiental muy estrechos, y han de satisfacerse independientemente de cuál sea el sistema productivo.

Alojamiento del lechón tras el destete

La aparición de las líneas genéticas de cerdas hiperprolíficas ha cambiado en muchos aspectos el manejo de las reproductoras y de los lechones. El destete es una de las acciones que más se ha visto afectada, sobre todo en lo referente a la edad y el peso del lechón. Por otra parte, la problemática sanitaria derivada de granjas cada vez más grandes y la aparición de nuevas patologías a finales del siglo XX, exigía buscar alternativas a la producción porcina tradicional. Lo que dio lugar a la formulación de la producción en fases, en la que encontramos las siguientes etapas:

  • Fase I o de reproducción.
    Comprende la fase de reproducción. A partir de reproductoras y verracos, se crían lechones hasta el momento del destete.
  • Fase II o de posdestete.
    Fase en la cual se criarán los lechones desde el destete hasta el traslado al cebadero.
  • Fase III o de engorde.
    Fase que comprende desde el posdestete o transición, hasta el momento de enviar los cerdos cebados a matadero.

Todas estas fases van a condicionar el tipo de alojamientos de los lechones tras el destete y las características de los mismos.

Tipos de posdestetes

  1. Posdestete asociado a granja de reproductoras

Sistema bastante común en la producción porcina en el que el posdestete y la fase de reproducción se encuentran en la misma explotación.

Podemos encontrar dos situaciones:

  • La primera es que el cebo o fase III esté localizado en otro lugar.
    Los lechones destetados pasan a las naves de posdestete, situándose en salas diferentes cada semana de destete. No se mezclan así animales de distintas edades. Con este sistema conseguimos que todos los animales detestados sean de un mismo origen y reducimos los costes de producción al evitar el transporte de los lechones recién destetados.
  • En la segunda el engorde o fase III también están en la misma explotación.
    En esta situación nos encontramos ante un ciclo cerrado. Es más tradicional y está asociado a granjas con un número de reproductoras no muy grande.
  1.  Transición o posdestete aislado (isowean)

El isowean es una explotación de fase II separada tanto de la granja de reproductoras como de los cebos. La palabra procede del inglés “Isolated” (aislado) y “Weaning” (destete).

En un isowean ideal todos los lechones provendrán de una única granja y serán todos de la misma edad.

Con ello podremos realizar un manejo “todo dentro/todo fuera” de todo el lote de cría, obteniendo así los beneficios que ello reporta desde el punto de vista sanitario y logístico. Pero la realidad en el campo es casi siempre otra, y para llenar de esta manera el isowean necesitaríamos una granja de reproductoras muy grande, que la mayoría de las veces no disponemos. Se forman así “transiciones” de diferentes edades y diferentes procedencias. Cuanto más nos alejemos de la situación ideal, anteriormente mencionada, más inconvenientes surgirán.

  1. Destete hasta acabado (wean to finish)

En este sistema de producción los lechones destetados son trasladados a unas granjas especialmente acondicionadas, donde los animales permanecerán hasta su engorde y envío a matadero.

Estas instalaciones deben proporcionar el confort necesario para las etapas tempranas de la crianza, con lechones de 6-7 kg, hasta la etapa de acabado en torno a los 110-120 kg.

Cuentan con sistemas de calefacción y con equipamiento “multi-edad” de tolvas y bebederos que se adaptan a las distintas edades de los animales que acogen.

Ventajas

Es un sistema que aporta varias ventajas desde el punto de vista del bienestar animal.

  • Solo se realizarán dos transportes del lechón durante su vida (también es un beneficio económico).
  • Se reduce la adaptación a un nuevo espacio.

Desventajas

  • La necesidad de una mano de obra más cualificada.
  • Las instalaciones están infrautilizadas en una buena parte de la crianza.

En el cuadro 1 se recogen las principales características de los diferentes tipos de posdestete.

Cuadro 1. Comparativa de los diferentes tipos de posdestetes.

TD-TF: Todo Dentro/Todo Fuera; L+D: Limpieza y Desinfección

Diseño de las instalaciones para destetes

El objetivo de las instalaciones para los lechones destetados es conseguir que estos se adapten a la nueva fase de su vida y podamos cumplir los objetivos de producción esperados.

Dimensionamiento

Varios aspectos determinarán el tamaño de las instalaciones. Evidentemente no será lo mismo una granja de destete tradicional que una de wean to finish. También será determinante si las instala- ciones recibirán los lechones de una sola granja, o los llenados se harán recibiendo animales de más de un origen. En el primer caso habrá que dimensionar el posdestete en función de los lechones que se produzcan en la graja de reproductoras.

Las Directivas Europeas establecen unas medidas de superficie mínimas que tienen que tener estas instalaciones. El cuadro 2 muestra la superficie necesaria para cada animal en función de su peso. Son valores un tanto ajustados, y es norma común que se aumente el espacio por animal en un 10 % aproximadamente.

Nosotros recomendamos un mínimo de 0,25 m2 por lechón de 20 kg.

Cuadro 2. Superficie necesaria para cada animal en función de su peso.

Peso del lechón (kg)Densidad (m²/animal)
<100,15
10-200,20
20-300,30

Alojamiento de las cerdas

Las cerdas una vez destetadas pasan a la zona de “cubrición-control”, donde se pueden alojar en grupo o directamente en jaulas, donde se inseminarán posteriormente, una vez salgan en celo. Las cerdas destetadas en parques de manera colectiva tienen un intervalo destete-cubrición más corto por el efecto de interacción de las cerdas que desarrollan los primeros celos.

Es importante que las cerdas tengan luz, en torno a 14-16 horas diarias, con una potencia de 200 lux (figura 1).

Recientemente han surgido nuevos sistemas de detección automática de celo que facilitan estos procesos. Generalmente son sistemas con sondas o cámaras, situadas por encima de las jaulas donde se alojan las cerdas destetadas, que detectan el movimiento individual de las cerdas en celo, ya que estas tienen un patrón mucho más activo de movimientos. Estos datos se registran con un programa informático y mediante un algoritmo del programa determinan el momento teórico de la ovulación e indican el momento óptimo de la inseminación para cada cerda.

Figura 1. Nave de “cubrición-control” con apoyo lumínico para favorecer la salida en celo de las cerdas.

Necesidades ambientales del lechón

Es fundamental para obtener la máxima productividad y rentabilidad de las explotaciones de porcino proporcionar a los lechones destetados las mejores condiciones ambientales posibles. Y esto pasa por tener un control de los distintos parámetros lo más preciso posible. Hay que proporcionar a los animales una temperatura, una humedad y una ventilación idóneas (cuadro 3) para su bienestar y, además, debemos ser capaces de poder monitorizarlas lo mejor posible para su correcta implementación.

Cuadro 3: Recomendaciones de temperatura y ventilación a lo largo de la fase de posdestete en función del día de destete y la estación. Adaptado de Queiles y Hevia (2006).

Número de plazas de posdestete por cerda reproductora

Tradicionalmente se necesitaban 3 plazas de posdestete por plaza de reproductora, pero eso para producciones en torno a 20-25 lechones por cerda y año. Con las productividades actuales nos debemos ir a un mínimo de 4 plazas para productividades de 25 a 30 lechones, y por encima de 30 lechones destetados necesitaremos 5 plazas de posdestete por plaza de reproductora para gestionar cómodamente los posdestetes, y poder garantizar alrededor de 5-6 semanas de estancia en el posdestete.

Esta serie de artículos se publicó por primera vez en la revista profesional SUIS.